Soy correctora de estilo, pero ¿cuál es mi labor?

¡Buenas!

La corrección de textos sigue siendo, al menos en España, una profesión (como otras tantas) poco conocida y valorada. Se nota a diario: errores en publicidad, en revistas, en prensa, en libros, en documentos oficiales… Por eso quiero contarte en qué consiste la labor del corrector de estilo.

La idea general que se tiene es la de que somos «cazadores de erratas», pero somos mucho más que eso. Las erratas las puede identificar cualquier persona sin una formación específica; incluso los propios programas de edición de textos son capaces de solucionar los problemas de este tipo.

La identificación de erratas es solo una parte del trabajo. La corrección de estilo trata de mejorar la gramática, la sintaxis y el léxico de un texto, es decir, revisamos lo escrito para que sea sencillo de leer, para que no haya expresiones erróneas, verbos mal utilizados, oraciones mal conjugadas… Los correctores debemos estar al tanto de las novedades de la Real Academia, debemos estudiar gramática, dudar de todo lo que leemos y consultar en libros especializados.

Parece una tarea no fácil, pero a diario se utilizan incorrectamente muchas palabras o expresiones y su extendido uso hace que nos confundamos y las creamos correctas. Por ejemplo: «⊗Vamos a subir arriba» es una expresión que a primera vista no parece errónea, pero es una redundancia, pues «subir» ya expresa hacia dónde; «⊗Esta mañana me desayuné un café con tostadas»: el verbo «desayunar» no es reflexivo, por lo que el pronombre personal «me» no debe ponerse; «⊗Ayer hicistes lo que debías», es incorrecto porque la segunda persona del singular es «hiciste», es una confusión muy extendida y se da de manera numerosa en la lengua oral.

Estos son solo algunos ejemplos para que comprendas qué es la corrección de estilo y que los correctores no nos dedicamos exclusivamente a eliminar erratas de los textos. Por esa razón, todo texto escrito debe ser revisado. A veces creemos que las novelas y los periódicos son los únicos productos escritos con los que trabajamos, pero hay mucho más. Esta misma semana pasada han rondado por las redes sociales una serie de rótulos de televisión que han provocado más de una risa y alguna que otra preocupación:

c3_2at1waaaukgd

foto-de-raque

Con esto y un bizcocho, espero que te haya aclarado un poco más cuál es nuestro trabajo. Si tienes alguna duda, déjamela en los comentarios. Y si necesitas ponerte en contacto conmigo, escríbeme a raquelaceredacorrecciones@gmail.com.

¡Nos leemos!

El guion, la raya y el signo menos: diferencias y usos

¡Buenos días!

Por fin estoy de vuelta de mis vacaciones y retomo el blog, como prometí. Desconectar dos semanas me han venido genial para volver con muchas más ganas a darle caña al teclado y seguir rellenando «páginas» de este espacio.

El tema de hoy es uno de esos, aunque creo que comienzo a repetirme como el ajo, de los que siempre digo que creo que son obvios, pero luego resulta que no tanto.

En nuestro teclado tenemos 2 símbolos visibles (el guion – y el signo menos -) y uno no visible (la raya —). Los tres tienen diferentes funciones y no debe usarse ninguno en el lugar del otro. Es por eso que vengo a contarte cuál es la función de cada uno de esos símbolos, para que no vuelvas a tener dudas cuando tengas que utilizarlos:

El signo menos (-):

Es un símbolo no alfabetizable e indica el caracter negativo de una cantidad o una resta de cantidades. Lo tenemos en el teclado numérico y la combinación de teclas UNICODE es U+002D.

El guion (-):

No debe confundirse con la raya, que es ligeramente más larga. Lo tenemos en el teclado, en la penúltima fila por la derecha. Sus usos son los siguientes:

  • Como unión entre palabras u otros signos: Debemos terminar el trabajo científico-técnico pronto. Ayer conocí a una chica franco-alemana. Tengo que comprarme una agenda para el curso 2016-17.
  • Como signo de división de palabras al final de línea: Mañana iré a la compra ade- //más de ir a trabajar.
  • Se usa en obras de contenido lingüístico: Todas las palabras que acaben en -aje se escriben con j.

La raya (—):

Trazo horizontal más largo que el guion. Cuando se usan dos, de apertura y de cierre para enmarcar un inciso, se escriben pegadas a la primera y última palabra de dicho inciso y se separan por un espacio de la palabra o símbolo que vaya antes o después de lo acotado (excepto si lo que le sigue es un signo de puntuación, en ese caso va pegado a la raya). El atajo de teclado para utilizarlo es alt+0151. Sus usos son los siguientes:

  • Para enmarcar aclaraciones
  • Para reproducir los diálogos
  • Para enmarcar los incisos del narrador
  • Para reproducir los comentarios del transcriptor de una cita textual
  • Para introducir cada uno de los elementos de una relación que se escriben en líneas separadas
  • En listas alfabéticas, índices bibliográficos y otros repertorios, la raya al comienzo de una línea se usa para indicar que en ese renglón se omite, para no repetirlo, un elemento común ya expresado en la primera de sus menciones.

Y hasta aquí hemos llegado hasta hoy. Espero que se hayan despejado algunas dudas y si no ya sabes, puedes escribirme o dejarme un comentario.

¿Qué tal van las fiestas? Espero que lo mejor posible. Nos vamos leyendo.

¡Feliz lunes!

Puntos suspensivos: significado y uso

Buenos días =):

Estamos llegando a la recta final del mes de septiembre, así que espero que hayas tenido tiempo de retomar tu rutina. La entrada de hoy la hago por petición de una lectora (¡por favor, sigan haciéndome peticiones!) y me parece muy interesante porque los puntos suspensivos son un gran misterio ;).

Este signo se forma con tres puntos consecutivos, sin espacios entre ellos (…). Se escriben siempre pegados a la palabra o el signo que los precede y separados con un espacio de la palabra o signo que los sigue (aunque si lo que aparece después de los puntos es otro signo de puntuación, se escribe sin espacios después de ellos).

-La palabra que aparece después de los puntos suspensivos se escribirá con mayúscula si el signo cierra la oración: Deseo que llegue a tiempo… Vayamos haciendo algo mientras esperamos.

-Se escribirá con minúscula la palabra que sigue a los puntos suspensivos si estos no cierran el enunciado: Creo que… todo va a salir bien; hay que tener esperanza.

La aparición de este símbolo indica que ha habido algún tipo de omisión y responden a la necesidad de quien hace uso de él de dejar un enunciado en suspensión o por la necesidad de eliminar una parte del texto.

La Ortografía (2010) de la RAE hace esta clasificación de su uso como indicadores de modalidad:

  • Indican la existencia de una pausa transitoria en el discurso que expresa duda, temor o vacilación.
  • Dejan el enunciado en suspenso, con el fin de crear expectación.
  • A veces, sin que impliquen omisión, señalan la existencia de pausas que demoran enfáticamente el enunciado.
  • En los diálogos, señalan silencios significativos de los interlocutores.

También nos indican otros usos de los puntos suspensivos:

  • Para señalar la interrupción voluntaria de un discurso cuyo final se da por conocido o sobreentendido por el interlocutor.
  • Para evitar repetir la cita completa del título largo de una obra que debe volver a mencionarse.
  • Para insinuar, evitando su reproducción, expresiones o palabras malsonantes o inconvenientes.
  • Al final de enumeraciones abiertas o incompletas, con el mismo valor que la palabra etcétera,
  • Entre corchetes o paréntesis indican la supresión de una palabra o un fragmento en una cita textual.

Concurrencia con otros signos:

  • Si los puntos suspensivos finalizan el enunciado, no debe añadirse el punto de cierre. En cambio, si van después de una abreviatura, se suman a ellos el punto que la cierra, por lo que se escribirán 4 puntos,
  • Tras los puntos suspensivos sí pueden escribirse otros delimitadores como la coma, el punto y coma o los dos puntos sin dejar un espacio entre ambos.
  • Cuando se combinan con signos delimitadores dobles, los puntos suspensivos preceden a la raya, el paréntesis o las comillas de cierre cuando lo que se omite o se sobrentiende forma parte del segundo discurso.
  • Por último, los puntos suspensivos pueden concurrir con los otros dos signos indicadores de modalidad, el interrogativo y el exclamativo, dado que la información que aportan no son incompatibles, sino que pueden sumarse. Los puntos suspensivos se escriben delante de los signos de cierre si el enunciado está incompleto.

Aquí acaba la entrada sobre el significado, los usos y la escritura de los puntos suspensivos. Espero que te haya parecido una entrada interesante y útil. Si tienes alguna duda o petición, no dudes en dejarme un comentario o escribirme un correo a hola@racorrecciones.com.

¡Nos leemos!

Signos ortográficos dobles

¡Buenas!

Hoy te traigo otra entrada de estas que son muy obvias, pero en vista de la evolución que está cogiendo la cosa con Internet y las redes sociales, he creído conveniente recordarte cuáles son los signos ortográficos dobles y para que sirven, para que no se te olvide poner el de apertura y el de cierre =).

¡Allá va una de signos dobles!

  • Signos de exclamación e interrogación: «¡ !» (para indicar que una oración es exclamativa), «¿ ?» (indica que la oración encerrada en los signos es una pregunta). Esta era fácil, ¿verdad? Pues es de las reglas que menos se cumplen. Y no hablo de la escritura de un wasap o en los comentarios en redes sociales (que debería hacerse bien de igual modo, pero personalmente soy indulgente con estos casos), sino que hablo de blogs o páginas web en donde se pretende llegar a un número de lectores relativamente grande. A mí en estos casos me hace cerrar la página directamente, pues significa que el que la ha escrito se ha dejado la mitad del trabajo sin hacer.
  • Paréntesis ( ) y corchetes [ ]. Son signos que cierran una oración explicativa dentro de otra oración más grande (aunque los paréntesis en informática y en matemáticas tienen otros usos).
  • Las comillas latinas «», comillas inglesas “” y comillas simples ‘ ‘. Se usan para citas textuales, para destacar palabras que se usan con un significado distinto al normal, para indicar el sentido irónico de una palabra, para destacar una palabra o frase, para presentar el significado de una palabra o expresión y para indicar que una palabra es un apodo.
  • La raya —: se utiliza para enmarcar un inciso y para señalar la intervención de cada interlocutor en los diálogos, aunque solo se usa como signo doble cuando están marcando un inciso. No debe confundirse con el guion – ni con el símbolo menos -.

Ha sido sencillo, ¿no? Espero que te haya resuelto alguna pequeña duda, pero si te has quedado con alguna escríbeme y te contestaré lo antes posible. Y por favor, si tienes una página web o un blog, escribe correctamente, ¡no es complicado!

Nos leemos en el siguiente post.

PD: si eres dueño de una web con mucho texto o escribes un blog, pero no tienes tiempo de revisar los textos que escribes para que estén perfectos, contacta conmigo a través de mi correo, hago presupuestos sin compromiso para la revisión y corrección de todo lo que aparezca en línea: raquelaceredacorrecciones@gmail.com.

‘Solo’, ¿se acentúa gráficamente o no?

¡Buenos días!

Hoy vengo con un tema que es polémico. La famosa tilde de ‘solo’. En el Diccionario panhispánico de dudas, del 2005, tenemos en la entrada sobre la tilde, el siguiente apartado de ‘solo’:

3.2.3. sólo/solo. La palabra solo puede ser un adjetivo: No me gusta el café solo; Vive él solo en esa gran mansión; o un adverbio: Solo nos llovió dos días; Contesta solo sí o no. Se trata de una palabra llana terminada en vocal, por lo que, según las reglas generales de acentuación ( 1.1.2), no debe llevar tilde. Ahora bien, cuando esta palabra pueda interpretarse en un mismo enunciado como adverbio o como adjetivo, se utilizará obligatoriamente la tilde en el uso adverbial para evitar ambigüedades: Estaré solo un mes (al no llevar tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘en soledad, sin compañía’); Estaré sólo un mes (al llevar tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’); también puede deshacerse la ambigüedad sustituyendo el adverbio solo por los sinónimos solamente o únicamente.

Ahora bien, en el Diccionario de la lengua española, la acepción de ‘solo’ como adverbio ha cambiado, y dice así:

Dibujo

Ya no es obligatorio tildar la palabra para evitar la ambigüedad, sino que ahora es una posibilidad. Y la Real Academia, en su Ortografía (2010), lo explica así:

Dibujo1

La Real Academia aconseja no usar la tilde para diferenciar entre el ‘solo’ adjetivo y el ‘solo’ adverbio y recomienda, en caso de ser necesario, desambiguar estos términos a través del contexto o usando sinónimos.

Me resulta curioso que muchísima gente, no perteneciente al mundo de las letras, ha puesto el grito en el cielo y dice que seguirá tildando ‘solo’ diga lo que diga la RAE. La lengua es un medio de comunicación que fluye y cambia con el uso y el tiempo y algo tan lógico como dejar de acentuar una palabra que en español no debería llevar tilde es un tema que parece un debate nacional. Yo me adapté rápidamente, no sé si por deformación profesional o por otra cosa, a la nueva recomendación de la Academia sobre este tema. ¿Y tú?, ¿sigues tildando ‘solo’? En caso afirmativo, ¿por qué lo haces y qué te impide dejar de hacerlo? Me encantaría que me contaras lo que piensas sobre este tema, seas corrector, escritor, pintor, fontanero o youtuber.

Feliz lunes y nos leemos la semana que viene.

Mayúsculas: cuándo no usarlas

¡Hola, hola!

Cuando uno se hace corrector (aunque soy de las que cree que se nace así) nuestros ojos dejan de ser los mismos. Leer un libro o pasear por la calle se convierten en placeres de los que disfruto de una manera diferente. Las lecturas, con lápiz en mano, y los paseos, con el móvil para sacar una fotografía de los carteles mal escritos con la idea de avisar al dueño del negocio o para utilizar para el blog. Una ya no vive tranquila. Pero no te preocupes por mí, te prometo que no vivo agobiada.

Las mayúsculas vuelven a ser las protagonistas del blog (que ya hablé de ellas en esta entrada) porque una se piensa que está todo dicho y asumido y la realidad es muy diferente. Quiero hacerte una pequeña guía sobre cuándo NO deben usarse las mayúsculas, sobre todo en cuestiones muy sencillas, para facilitarte la tarea de la escritura y para que no se repitan cosas como esta:

20160719_09551520160805_115655

Vamos a ver, no es ningún drama, se puede leer sin problema, no hay ambigüedades, pero no es correcto, que es el tema que aquí tratamos.

Casos en los que no debe usarse la mayúscula:

  • Días de la semana, meses y estaciones del año (lunes, domingo, marzo, diciembre, primavera, verano…).
  • Después de dos puntos, excepto a continuación de la presentación de una carta o si la siguiente palabra es un nombre propio.
  • Las profesiones: carpintero, bombero, policía, maestro, etc.
  • Las palabras como presidente, alcalde, gobernador o jefe van en minúscula por ser sustantivos comunes. Hay que distinguir estas de otras como iglesia o Iglesia, donde la mayúscula marca diferencias de significado entre ambas palabras.
  • Los sustantivos comunes no llevan mayúscula a no ser que se escriban después de un punto o estén al comienzo de una oración. Tienes unos ejemplos en las fotos de arriba, donde han puesto mayúscula en sustantivos comunes sin atender a la norma.
  • Los artículos que no forman parte del nombre propio en los topónimos: la India, el Líbano, el Perú.

Y estos son algunos de los ejemplos en los que las mayúsculas no deben ser utilizadas. La próxima vez que dudes, pásate por aquí, consulta alguna web  (como la Fundéu o la RAE) o ven a preguntarme.

Feliz festivo. Nos leemos.

Las mayúsculas sí se acentúan gráficamente

¡Buenos días!

Últimamente me he comenzado a enfadar (solo un poquito, no te preocupes) cuando tengo conversaciones con personas ajenas al mundo de las letras y la corrección y me aseguran con vehemencia que las mayúsculas no se acentúan. Y parece ser que lo que yo diga no surte ningún efecto ni tiene valor alguno porque «de toda la vida las mayúsculas no se han acentuado». Así que en este post vengo a explicarte a ti, persona ajena a las letras o que no se sabe la normativa, que la Real Academia, en su Ortografía (2010), dice lo siguiente:

 

mayusculasacentuadas
Pica en la foto para ir al enlace de la RAE

Por lo tanto señores diseñadores, periodistas, escritores y cualquier otra persona interesada en hacer las cosas bien, sepa que, por ejemplo, estos carteles que me he encontrado paseando por mi ciudad están mal:

20160714_095935
Yo no me operaría en un bingo
20160714_145615
Esta me encanta, abajo la acentúan y arriba no.
20160715_143336
Típica perfumeria
20160715_222313
Y dale con clinica.

He visto más carteles con palabras en mayúscula y sin acentuar, pero tampoco quiero hacer una entrada con un montón de fotos. Nunca ha habido una normativa que dijera que las mayúsculas no se acentúan (sé que antiguamente era cuestión de diseño y de imprenta, ¡pero ahora no hay excusas!). ¡Paremos esta discriminación! Si ves un cartel en mayúsculas y sin acentuar, haz una foto y cuélgala en Twitter con la etiqueta #NoDiscriminesALasMayúsculas. ¡Creemos un movimiento!

Si estás interesado en este tipo de entradas, déjame un comentario y escribiré pequeños artículos sobre normativa ortográfica.

Nos leemos la próxima semana.