Los monosílabos: cuándo tildarlos

¡Buenas!

Comenzamos abril con novedades en la web (lee aquí sobre los nuevos paquetes de servicios que ofrecemos) y con una nueva entrada, cómo no.

Es un tema que, aunque no tiene tanta controversia como el famoso caso de ‘solo‘, todavía hay quien sigue poniéndole la tilde a ‘fue’ y ‘dio’, por ponerte dos ejemplos sencillos.

La Real Academia dictamina que los monosílabos no se acentúa gráficamente excepto en los casos diacríticos. Teniendo esto claro, ahora habría que aclarar en qué casos los monosílabos son diptongos o hiatos puesto que, según la variedad del español, hay grupos vocálicos que pueden articularse de las dos maneras. Para eso hay unas reglas muy facilitas que dejan claro cuáles son los casos de diptongo y cuáles son hiato.

Primero quiero aclarar qué es un diptongo y un hiato: nos encontramos ante lo primero cuando hay dos vocales juntas y forman parte de la misma sílaba mientras que nos encontramos ante el segundo caso cuando hay dos vocales juntas, pero forman parte de sílabas diferentes. Dicho esto, veamos unos ejemplos:

Diptongos

Hiatos

Cerrada + cerrada (distintas)

Abierta + abierta (distintas)

Cuidar

Aéreo, aorta

Abierta + cerrada

Dos vocales iguales

Causa, caudal

Chiíta, dehesa, albahaca

Cerrada + abierta

Abierta + cerrada (tónica) o cerrada (tónica) + abierta

Fuego, suave, comedia

Aúllan, vehículo, baúl

Vocales abiertas: a, e, o

Vocales cerradas: i, u

Estas novedades introducidas en la Ortografía en 1999 hicieron que muchos términos, considerados bisílabos y tildados hasta el momento, pasaran a ser monosílabos en cuanto a su acentuación gráfica, por ejemplo: guion, truhan, crio, fio, huis, guie, lio…

Ahora te voy a dejar la lista de monosílabos que pueden llevar tilde diacrítica.

Término Con tilde

Sin tilde

El

Pronombre: Él conseguirá todo lo que se proponga. Artículo: El mes de abril comenzó lluvioso.

De

Verbo dar: Iremos a la playa cuando te dé el coche. Preposición: Dame una moneda de un euro, por favor.

Te

Sustantivo: ¿Tomamos un té? Pronombre: Te lo dije.

Se

Verbo saber: No sé cómo se hace. Pronombre: Se peinó rápidamente.

Si

Pronombre: Me parece que sí iremos al parque. Conjunción: Si fuera cierto no lo creería.

Tu

Pronombre: Tú eres María, ¿verdad? Adjetivo: Tu casa es mi casa.

Mas

Adverbio: Necesito más tiempo. Conjunción: Se lo ofrecieron, mas no aceptó.

Mi

Pronombre: Eso es para mí. Adjetivo: Me encanta mi profesión.

Con todos estos datos, ya deberías saber cuándo debes o no debes tildar un monosílabo ;).

¡Nos leemos pronto!

El rincón tsundoku

¡Buenos días!

Hoy abro una nueva sección en el blog que me apetecía mucho comenzar. Como todo lector voraz, la acumulación de libros sin leer a veces se nos va de las manos, y es que no podemos controlar nuestros impulsos cuando pasamos por una librería, un mercadillo o se acerca nuestro cumpleaños y nos piden una lista de deseos.

La preciosa palabra japonesa tsundoku significa ‘el acto de comprar un libro y dejarlo sin leer, a menudo apilado junto a otros libros sin leer’. Aquí tenemos la intención de leernos todos los libros que compramos, que conste, pero me ha parecido una manera cariñosa de llamar a este espacio en el que mostraré los libros que he ido adquiriendo o me han regalado.

Novelas

Los milagros prohibidos, Alexis Ravelo

Editado por Siruela y escrito por un autor canario que destaca en novela negra (ha ganado diferentes premios del subgénero). Lo presentó en la Librería Canaima (¡qué orgullo de librería!) el pasado viernes 17 de marzo y, como siempre, fue un placer escucharlo.

20170326_171633

Demian, Hermann Hesse

Este libro lo gané en un sorteo que realizó la editorial Alianza a través de su perfil de Instagram y con motivo de su 50 aniversario. Además, iba acompañada de una taza con el logotipo de la celebración. Tengo muchísimas ganas de hincarle el diente.

20170326_171611

Ilustración

Lost in translation, Ella Frances Sanders

Este libro está escrito por alguien que ama las palabras y que descubrió, a raíz de vivir en varios países, viajar y curiosear, que todos los idiomas tienen palabras que resultan, en principio, imposibles de traducir. O mejor dicho, palabras que no tienen un equivalente exacto en otros idiomas. Las ilustraciones las ha hecho ella misma.

20170326_171545

Diccionarios y consulta

Diccionario de uso del español María Moliner

Mi madre me hizo este precioso regalo en las navidades pasadas y me encanta por muchas razones. Para empezar, porque es un libro muy útil para mi trabajo (para un corrector, nunca hay suficientes libros de consulta) y además, está escrito por una mujer cuyo trabajo se ha ido reconociendo con el tiempo (podría haber sido la primera mujer en entrar en la Real Academia, pero Alarcos Llorach fue el elegido en 1972).

20170326_17135720170326_171442

La duda, el sentido común y otras herramientas para escribir bien, Ramón Alemán

Este libro es una recopilación de artículos rigurosos y divertidos sobre el buen uso del español. Escrito por un compañero corrector, pueden seguirlo en su cuenta de Twitter. Yo lo compré cuando estaba en crowdfunding ¡y tuve que esperar casi un año para tenerlo entre mis manos! Pero tú lo puedes adquirir de forma directa en la web de Libros.com.

20170326_171526

Poesía

Obras completas, Tomo I: 1955-1991, Manuel Padorno

Ya te he hablado de este libro anteriormente. Se publicó a finales del año pasado y es precioso. Este año saldrá el segundo tomo y, si todo sale bien, el último saldrá a finales de 2018.

20170326_171556

Y hasta aquí la recopilación de los libros añadidos a mi biblioteca en los últimos meses. ¿Qué te parece? Me gustaría que me hablaras de los que forman parte de tu biblioteca desde hace poco y por qué están contigo.

¿Te gusta la nueva sección?

¡Nos leemos!

Dobletes confusos

¡Buenas!

A menudo podemos encontrar parejas de términos que el hablante, o más bien el escribiente, confunde porque son muy parecidos. En esta entrada quiero intentar aclararte las dudas respecto a estas parejas de términos que se prestan a confusión con algunos ejemplos:

  • A parte/aparte:
    • A parte: es la combinación entre la preposición a y el sustantivo parte.
    • Aparte: funciona como adjetivo, adverbio o sustantivo y puede significar ‘distinto,  diferente’ entre otras cosas. Acepciones de la RAE.
  • Sobre todo/sobretodo:
    • Sobre todo: significa ‘especialmente o principalmente’: «Nos gustó mucho la obra de teatro, pero sobre todo la actuación de los personajes principales».
    • Sobretodo: significa ‘prenda de vestir larga y con mangas que se pone encima de las demás prendas’: «Se vistió de manera elegante y llevó un sobretodo para taparse del frío».
  • A sí mismo/así mismo/asimismo:
    • A sí mismo: lo conforma la preposición a, el pronombre reflexivo y el adjetivo mismo (por eso admite variaciones de género y número): «Se quería mucho a sí mismo».
    • Así mismo: se escribe separado cuando funciona como un adverbio en el que mismo está como refuerzo y puede omitirse: «Preferimos dejar las cosas así (mismo)».
    • Asimismo: se utiliza junto o separado (así mismo) cuando funciona con el significado de ‘también o además’: «Asimismo, las jornadas tendrán lugar este fin de semana, pase lo que pase».
  • Diverger/divergir:
    • En este caso, divergir es la forma correcta del verbo con significado de ‘discrepar’ al que le ha salido un competidor: diverger. Este verbo no existe y es probable que se utilice el correcto de manera incorrecta por analogía con el verbo converger.

¿Con qué otros dobletes tienes dudas? ¿Confundes otros términos por ser muy parecidos? Cuéntamelo en los comentarios.

¡Nos leemos!

Términos con doble acentuación

¡Buenos días!

En español hay palabras que admiten una acentuación prosódica doble, es decir, que se pueden pronunciar de dos maneras distintas y siguen siendo correctas. Hay que tener en cuenta que una de las dos versiones llevará el acento gráfico. Aquí va una lista con algunos ejemplos de esos términos que admiten la doble acentuación:

afrodisíaco(a)

afrodisiaco(a)

alérgeno alergeno
alvéolo alveolo
amoníaco amoniaco
atmósfera atmosfera
austríaco austriaco
búmeran bumerán
cardíaco(a) cardiaco(a)
cártel cartel Solo para las organizaciones ilícitas y los convenios entre empresas.
cénit cenit
chófer chofer
cóctel coctel
electrólisis electrolisis
dínamo dinamo
élite elite
fútbol futbol
hipocondríaco(a) hipocondriaco(a)
íbero ibero
ícono icono icono es la preferida en España, ícono en América
kárate karate
maníaco(a) maniaco(a)
médula medula La forma medula es poco usada
olimpíada olimpiada
omóplato omoplato
ósmosis osmosis
período periodo
pirólisis pirolisis
pixel píxel
policíaco(a) policiaco(a)
pudín pudin
vídeo video vídeo es la preferida en España, video en América
zodíaco zodiaco

¿Conocías la doble acentuación de estas palabras? ¿Conoces otras palabras que también tengan doble acentuación?

¡Nos leemos!

Soy correctora de estilo, pero ¿cuál es mi labor?

¡Buenas!

La corrección de textos sigue siendo, al menos en España, una profesión (como otras tantas) poco conocida y valorada. Se nota a diario: errores en publicidad, en revistas, en prensa, en libros, en documentos oficiales… Por eso quiero contarte en qué consiste la labor del corrector de estilo.

La idea general que se tiene es la de que somos «cazadores de erratas», pero somos mucho más que eso. Las erratas las puede identificar cualquier persona sin una formación específica; incluso los propios programas de edición de textos son capaces de solucionar los problemas de este tipo.

La identificación de erratas es solo una parte del trabajo. La corrección de estilo trata de mejorar la gramática, la sintaxis y el léxico de un texto, es decir, revisamos lo escrito para que sea sencillo de leer, para que no haya expresiones erróneas, verbos mal utilizados, oraciones mal conjugadas… Los correctores debemos estar al tanto de las novedades de la Real Academia, debemos estudiar gramática, dudar de todo lo que leemos y consultar en libros especializados.

Parece una tarea no fácil, pero a diario se utilizan incorrectamente muchas palabras o expresiones y su extendido uso hace que nos confundamos y las creamos correctas. Por ejemplo: «⊗Vamos a subir arriba» es una expresión que a primera vista no parece errónea, pero es una redundancia, pues «subir» ya expresa hacia dónde; «⊗Esta mañana me desayuné un café con tostadas»: el verbo «desayunar» no es reflexivo, por lo que el pronombre personal «me» no debe ponerse; «⊗Ayer hicistes lo que debías», es incorrecto porque la segunda persona del singular es «hiciste», es una confusión muy extendida y se da de manera numerosa en la lengua oral.

Estos son solo algunos ejemplos para que comprendas qué es la corrección de estilo y que los correctores no nos dedicamos exclusivamente a eliminar erratas de los textos. Por esa razón, todo texto escrito debe ser revisado. A veces creemos que las novelas y los periódicos son los únicos productos escritos con los que trabajamos, pero hay mucho más. Esta misma semana pasada han rondado por las redes sociales una serie de rótulos de televisión que han provocado más de una risa y alguna que otra preocupación:

c3_2at1waaaukgd

foto-de-raque

Con esto y un bizcocho, espero que te haya aclarado un poco más cuál es nuestro trabajo. Si tienes alguna duda, déjamela en los comentarios. Y si necesitas ponerte en contacto conmigo, escríbeme a raquelaceredacorrecciones@gmail.com.

¡Nos leemos!

El imperativo en español

¡Buenos días!

La forma imperativa de los verbos suelen utilizarse erróneamente en muchas variedades del español de España. Por esa razón hoy te traigo esta información, para esclarecer el tema un poquito.

Creo que a veces se aprende mejor por descarte que por inclusión. Así pues, comienzo:

  • Las formas imperativas no pueden construirse con negación, es decir, en vez de *No corred por ahí, debería ser No corráis por ahí.
  • No debe utilizarse el infinitivo como sustituto del imperativo en segunda persona del plural: *Dejar eso ahí, ahora lo recojo; por: *Dejad eso ahí, ahora lo recojo. Este error no suele cometerse en las zonas hispanohablantes en las que, como imperativo de la segunda persona del plural, se utiliza el término formal con valor informal, es decir, ustedes con valor de vosotros; por ejemplo: Dejen eso ahí, ahora lo recojo.
  • El uso del infinitivo como imperativo se acentúa cuando nos encontramos con verbos pronominales o de uso reflexivo: *Fijaros en ese cuadro; frente a Fijaos en ese cuadro.
  • En cambio, el uso del infinitivo con valor imperativo es correcto cuando se trata de la construcción «a + infinitivo»: ¡A recoger!
  • No debe caerse en la ultracorrección, que provoca oraciones del tipo *Debéis moveos hacia ese lado; cuando en realidad es Debéis moveros para ese lado, que corresponde a la construcción «deber + infinitivo»

Con esto espero haber aclarado las dudas sobre este problemático tiempo verbal. Déjame tus preguntas en los comentarios y te responderé lo antes posible.

¡Feliz lunes!

Loísmo, laísmo y leísmo

¡Buenos días un lunes más!

El tema de hoy, dependiendo de tu situación geográfica, puede que sea un quebradero de cabeza para ti. En todo caso, quiero aclarártelo lo máximo posible.

«La/las» y «lo/los» se utilizan cuando funcionan como complemento directo y «le/les», cuando es un complemento indirecto, independientemente de que se refieran a una persona o a una cosa.

A veces resulta difícil distinguir si es un CD o un CI, y de ahí que surjan las dudas y acaben en laísmos, loísmos y leísmos: *La dije que se quedara ahí, *El bolso le dejó ahí, *A José lo gustó la idea.

Si escribes una oración y no sabes si va un «lo» o un «le» (aunque el segundo está aceptado cuando sustituye a un complemento directo masculino, pero no femenino), intenta sustituir el pronombre por «la», y si funciona, es que te encuentras ante un CD, si no, es un CI: Le/lo alabaron mucho – La alabaron mucho: estamos ante un CD, por lo que debes escribir «lo/los/la/las»; Le extirparon un tumor – *La/lo extirparon un tumor: el pronombre es un CI y debes utilizar el «le/les». «Un tumor» tiene función de CD.

Y hasta aquí puedo leer. Si te has quedado con alguna duda, déjamela en los comentarios y la resolveré lo antes posible. Si hay algún tema que te gustaría que tratara en el blog, escríbeme también, en los comentarios o por correo electrónico: raquelaceredacorrecciones@gmail.com.

Nos leemos en el siguiente capítulo.

Presentación: Obras completas, de Manuel Padorno

¡Muy buenos días!

Si estás sufriendo un déjà vu leyendo el título de la entrada de hoy, no te extrañes: se está repitiendo. Y es que este es un tema del que no puedo no hablar, me comprendes, ¿verdad?

Es un honor para mí anunciarte que este viernes, 27 de enero, se presenta por fin en Las Palmas de Gran Canaria el Tomo I de las Obras completas de Manuel Padorno. Primero se presentó en Tenerife y en Madrid, por cuestiones que no vienen al caso, pero ya le ha llegado el turno a mi ciudad, la que acogió a mi abuelo durante sus primeros y últimos años de vida.

La presentación se realizará en el magnífico Castillo de la Luz, que es hoy en día la Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino, y será a las 7 de la tarde (19h). Intervendrán Alberto Delgado (presidente de la Fundación CajaCanarias), Alejandro González Segura (editor literario), Antonio Puente (Fundación de Arte y Pensamiento Martín Chirino) y Jaime Siles (autor del prólogo).

Si vas por ahí, nos veremos las caras. ¡Lo estoy deseando!

16179381_10154622953479930_8066177953348552476_o

Usos de la cursiva

¡Buenos días un lunes más!

El uso de la cursiva a menudo es desconocido o confundido con el de la negrita o el subrayado. Hoy quiero explicarte cuáles son los momentos en los que debe ser usada.

La cursiva es uno de los procedimientos para indicar que una palabra o grupo de palabras no se utilizan del modo corriente y tienen un sentido especial. Sus usos son los siguientes:

  • Para destacar palabras ajenas del español, es decir, los extranjerismos.
  • En prensa gráfica se aplica para las citas y en entrevistas, para marcar y diferenciar las preguntas de las respuestas.
  • Se escriben en cursiva las palabras y expresiones que se usan con sentido metafórico o figurado.
  • Las palabras que se usan para hacer referencia a ellas como elementos de la lengua, es decir, un uso metalingüístico.
  • Los movimientos populares y sus seguidores.
  • Se escriben en cursiva los apodos y sobrenombres que van intercalados al nombre y los apellidos de quien se nombra.
  • Títulos de obras.
  • Títulos abreviados.
  • Nombres científicos de especies.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Ha sido corta, pero espero que intensa ;).

¡Nos leemos!

Normas ortográficas: no dudes con…

¡Buenos días!

Hoy vengo con una entrada recopilatoria de normas ortográficas con las que nunca deberías dudar, pero que, por alguna razón, siguen generando problemas. Espero que encuentres el post útil:

  • Ti nunca se acentúa. Nunca.
  • Todas las palabras que acaban en -eje y -aje se escriben con j.
  • En una interrogación o exclamación, el relativo con el que comienza la frase siempre se acentúa: ¿Cómo…?; ¿Cuál…?; ¿Por qué…?; ¿Cuántos…?
  • «Sobre todo» siempre se escribe separado, a no ser que te refieras a una prenda de vestir.
  • Nunca se debe separar el sujeto y el predicado de una oración con una coma: Mi padre, me ha dicho que debo hacer los deberes.
  • Los monosílabos nunca se acentúan (excepto en los casos de tilde diacrítica).
  • Los puntos suspensivos siempre son tres; aunque vayan al final de una oración no se escribe un punto extra.
  • En español, las comillas que deben usarse en primera instancia son las latinas «».

A parte de estas, ¿qué otras normas básicas de ortografía recuerdas?

Espero que las fiestas hayan ido fenomenal. A partir de hoy, el blog retoma su ritmo habitual (ahora sí).

¡Nos leemos!